Azúcares añadidos

A nivel mundial el consumo de azúcar  ha ido aumentado a través de los años, al igual que el incremento  de personas con sobre peso y obesidad. La Organización mundial de la salud recomienda que no se debe pasar del 5% de las calorías diarias en forma de azúcar, lo que quiere decir que, si tenemos una dieta de 2000 calorías, el 5% equivale a 25 gramos o 5 cucharaditas de azúcar en todo el día. La ingesta inapropiada de azúcar puede ser la causante de problemas de salud como diabetes, enfermedades cardíacas, caries, obesidad, colesterol elevado (LDL/ malo), etc.

 

 

Para entender mejor el problema  con el azúcar debemos establecer algunas diferencias entre el azúcar natural y el azúcar agregado.

 

El azúcar natural se encuentra en frutas, verduras, productos lácteos y algunos granos. La fructosa es un azúcar natural que se encuentra en la fruta,  y la lactosa  se encuentra en los productos lácteos de origen animal. Por otro lado, el azúcar agregado se encuentra en alimentos procesados ​​y bebidas. También incluye el azúcar que agregamos a las preparaciones echas en casa como el café, los jugos, bizcochos, etc.

 

El azúcar que naturalmente consumimos con una fruta, verdura o con la leche, nos aportan nutrientes que viene con el alimento como fibra, minerales y vitaminas, sin embargo, los azúcares que las industrias añaden a los alimentos procesados son muy diferentes, estos no aportan ningún nutriente a nuestro organismo.

 

En la actualidad las industrias alimentarias utilizan muchísimo más de 50 nombres diferentes para denominar el azúcar en los productos, Por eso, es necesario que aprendamos a identificar y evitar el azúcar añadido a los alimentos.

 

 

 

 

Katherine Gómez

Nutricionista dietista graduada de PUCMM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *