Leptina y Ghrelina

Leptina y Ghrelina

La leptina y la grelina son dos hormonas implicadas en la regulación de nuestro apetito y saciedad. 

La leptina es considerada la hormona de la saciedad; debido a que una de sus funciones es  regular la ingesta de alimentos y el gasto energético.  Es una hormona que segregan las células adiposas y actúa a nivel del  hipotálamo.   Su liberación máxima ocurre por la noche y en las primeras horas de la mañana; además se encarga de modular el tamaño de la ingesta y la percepción del gusto.  

La Grelina es conocida como la hormona del hambre,  es una hormona que se produce principalmente en el estómago,  y debido a  que sus niveles aumentan durante el ayuno, es capaz de estimular la sensación de hambre. Además tiene otras funciones como estimular la producción de glucosa en el hígado, aumentar el cúmulo de lípidos y estimular la secreción de ácido gástrico.

¿Cómo funciona la relación apetito – saciedad?

-La grelina se eleva cuando no hemos comido todavía (cuando el estómago está vacío) ésta llega al cerebro y le indica que prepare el cuerpo para recibir el alimento.

-Luego de comer los niveles de grelina empiezan a disminuir .

-Por otro lado la leptina cuando estamos llenos le indica al cerebro que ya está saciado, es una hormona reguladora del apetito. 

Es común la resistencia a la leptina  en personas obesas, en estos casos ocurre que se genera mucha leptina, pero no hay respuesta por parte del cerebro, y por eso no puede notar las señales de saciedad y no sabe cuando parar de comer.  

Estómago vacío: 

*Niveles de grelina altos – estimula el apetito 

*Niveles de leptina bajos 

Estómago lleno:

*Niveles de leptina altos, se activa cuando aumenta la grasa – estimula la saciedad 

*Niveles de grelina bajos

Es necesario mantener un equilibrio entre las dos,  así que te daré algunas recomendaciones para que puedas mantener el equilibrio de estas hormonas: 

Dormir lo suficiente:

No dormir suficiente  puede desequilibrar  la producción de grelina y disminuir la de leptina, lo cual puede provocar  una mayor aparición de hambre a la mañana siguiente.

Hacer ejercicios 

Además de reducir los niveles de grelina, la actividad física también fomenta la producción de leptina y ayuda a mantener el equilibrio hormonal. 

Limitar el alcohol:

El alcohol no solo nos aporta calorías vacías, sino que también contribuye a la alteración hormonal de la grelina, y por consecuencia el desbalance de estas hormonas. 

Evitar dietas muy restrictivas:

Las dietas de muy bajo aporte calórico reducen los niveles de leptina.

Alimentación balanceada

+ INFO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *