Niños en cuarentena

Niños en cuarentena

Pasan los días y todavía no volvemos a la normalidad, seguimos encerrados en nuestras casas, y los niños sufriendo los mismos cambios bruscos de horarios y rutinas que nosotros. 

El confinamiento puede poner en riesgo la salud de los niños tanto físico como emocionalmente,  el aburrimiento  y frustración pueden generar situaciones de estrés, rebeldía y episodios de ansiedad. 

Por eso te comparto algunas recomendaciones que te pueden ayudar con tus niños:

  • Generalidades 
  1. Establecer horarios y rutinas 

Esto ayudará a que no se sientan perdidos en el tiempo 

  1. Incorporarlos en los deberes del hogar 

Es necesario que se sientan útiles y valorados por su familia

  1. Evitar que se desvelen 

El sueño es sumamente importante para su desarrollo, así que recomiendo  establecer horarios y que  sean estrictos con el horario de dormir de sus niños. 

  • Promover la actividad física

Hay que evitar que los niños pasen mucho tiempo sin moverse,  el no realizar actividad física normal, como lo hacían en el colegio, puede provocar alteraciones.

1-Hacer ejercicio en familia: 

pueden utilizar videos para hacer  bailes,  circuitos de ejercicios divertidos, también pueden hacer retos en familia  para incentivarlos más. 

2- Establecer momentos de movimiento:

Tomar 5-10 mnts para que hagan movimientos de estiramiento.

Estos momentos pueden ser en  la mañana y en  la tarde,  durante el tiempo en que ellos estén usando dispositivos electrónicos o haciendo tareas. 

3- Juegos 

Los juegos tradicionales son excelentes para realizar actividad física, pueden jugar  al escondite, voleibol con globos,  hacer  coreografías, dímelo como puedas (usando solo el cuerpo) entre otros. 

  • Fomentar la alimentación saludable

Considero que este tiempo es una gran oportunidad para fomentar hábitos saludables en los niños.

1-Alimentación balanceada 

Incorpore alimentos de todos los grupos alimentarios y dedique tiempo en hacer preparaciones que sean atractivas cuando se trate de vegetales. 

2-Cuidar las porciones 

Es importante que el niño coma porciones que sean adaptadas  a su edad.

3-Hacer recetas de meriendas divertidas 

Traten de aprovechar estos días para enseñarles lo divertido que puede ser cocinar en familia. 

4-Mantener una adecuada hidratación 

Deben de estar pendientes de cuantas veces su niño está tomando agua durante el día,  ya que ellos muchas veces  no son conscientes de tener sed.

5-Controlar las meriendas 

La ansiedad provoca que en muchas ocasiones que los niños coman por hambre emocional, así que debemos tratar de establecer un número específico  de meriendas al día y tratar de que sea lo más saludable posible. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *